miércoles, 6 de diciembre de 2017

Pastel de peras con chocolate

Otra de peras.



Nos ha encantado el pudin de peras y avellanas y hemos decidido investigar más con el tema de la pera. Así que ahí va otra receta jugosa y sabrosa

Ingredientes:
Un kilo de peras conferencia
Cuatro huevos
Ocho cucharadas de azúcar
Seis cucharadas de harina
Un limón
Un yogur natural
100 g de chocolate negro
50 g de mantequilla
Medio vaso de agua


Se baten las yemas de los cuatro huevos con el azúcar hasta que estén suaves, se añade la piel del limón rayada, el yogur, los 50 g de mantequilla y la harina tamizada con la levadura. Se mezcla bien todo. A continuación montamos las claras y las añadimos con movimientos lentos.
Troceamos las peras y las ponemos a cocer en un cazo con el zumo del limón y un poco de agua hasta que estén blandas,con cuidado de no pasarnos. Las peras no tienen que deshacerse, es para que cojan el sabor a limón y nos quede un poco de almíbar que haga el bizcocho más jugoso.
Ponemos la masa (sin la peras) en un molde redondo y la metemos en horno precalentado a 180ºC unos 35 minutos. Cuando el bizcocho esté listo, lo dejamos enfriar y lo partimos por la mitad. Entonces lo rellenamos con el chocolate fundido con la mantequilla teniendo cuidado de dejar un poco para la parte de arriba.
Cerramos el bizcocho, ponemos las peras encima dejando que el almíbar lo bañe bien y con una cuchara ponemos el chocolate sobrante haciendo hilos.
Servimos lo antes posible para que esté en su punto de contraste justo.





Frase del día: como dice el refrán...

sábado, 4 de noviembre de 2017

Postre Kirico de manzana Reineta


Este postre es sano, fácil de preparar y muy barato. Solo requiere un rato en el horno para gratinar y es muy ligero. Así que si no tenéis mucho tiempo pero os apetece algo rico para una tarde de otoño a preparar las reinetas, que este es el momento de inundar la cocina con los olores tradicionales de las abuelitas...

Ingredientes:

*Cuatro reinetas normales.
*Cuatro yemas de huevo.
*Una cucharada de Maizena.
*Siete cucharadas de azúcar.
*Medio litro de leche
*Un palito de canela.
*Piel de limón.

Se hace un puré con tres manzana Reineta y una cucharada de azúcar y se reserva.

En un cazo ponemos la leche a hervir con la piel del limón y la canela. Quitamos del fuego, la colamos y la volvemos a poner en el cazo. Añadimos las yemas batidas con las seis cucharadas de azúcar y la Maizena previamente disuelta en un poco de leche. llevamos otra vez al fuego y removemos de forma continua teniendo siempre cuidado que no hierva. Cuando vemos que va espesando lo retiramos de fuego.

En una fuente ponemos el puré de manzana (si os gusta fino, se le pasa la batidora), la crema que ya haya enfriado un poco, las manzanas cortadas en rodajas muy finas y se espolvorea con azúcar . Se pueden gratinar en el horno o requemar con la plancha de hierro.

Este plato resulta muy ligero y apto para todos los públicos.


Toque Kirico:

Si os gustan las uvas pasas, podéis añadir algunas al puré de manzana.

Frase del día
 
Para hacer una tarta de manzana, primero tienes que crear un universo.
                                                                                  Carl Sagan


domingo, 22 de octubre de 2017

Pastel de naranja


Esta tarta es ideal para los amantes de los sabores cítricos. Es fácil y barata y tiene un sabor sorprendente. Si os gustan las frutas confitadas y la naranja esta tarta os encantará.

Ingredientes:
  • 150 g de harina.
  • 250 de azúcar .
  • Tres naranjas, si son ecológicas mejor.
  • Cuatro huevos.
  • 150g de almendra en polvo
  • 150 g de mantequilla.
  • Un sobre de levadura.
Procedemos: se lavan las naranjas y se cortan en rodajas finas. En un cazo ponemos las naranjas con un poco de agua y 150 g de azúcar para que se hagan almíbar. Después de 15 minutos se escurren y se reserva el almíbar.
  • Se precalienta el horno. Cubrimos un molde redondo de unos 20 cm con las rodajas por dentro y por los lados, presionando para que se peguen bien.
  • En un bol, añadimos las yemas, el resto del azúcar (120g), y la almendra y la harina tamizada con la levadura. Movemos la masa con suavidad y siempre en le mismo sentido. Finalmente añadimos la mantequilla fundida y las claras a punto de nieve y lo vertemos en el molde.
  • Dejamos la tarta unos 45 minutos, metemos una aguja o en cuchillo para ver si ya está cocida. La sacamos del horno y, cuando enfríe, la desmoldamos y la bañamos con el almíbar de naranja.

Toque Kirico: si la servís fría y con una bola de helado de chocolate... mmmmmmm ¡¡¡ delicioso!!!

Frase del día

“La vida es como una naranja. Por fuera, bonita. Por dentro, puede resultar ácida, pero nuestra obligación es pelarla y comérnosla.”

― A. Paso

domingo, 1 de octubre de 2017

Pudin de avellanas y peras al toque de limón

Esta receta es original y sirve para sacarle un poco de partido a las avellanas, típicas de la estación y a las peras conferencia que son tan ricas. Se sirve fría y tiene un sabor muy distinto a las tartas tradicionales de avellana, además se hace un quince minutos y si se sirve con un chorrito de sirope o mermelada de frambuesa queda estupenda.
A ello: Ingredientes

*Tres sobaos pasiegos mas bien grandes
*Cinco peras conferencia.
*Una taza de azúcar
*Una taza de Pedro Ximenez
*Una taza de leche
*Dos huevos grandes
*Una cucharada de pasas
*La ralladura de un limón pequeño.
*125 g de avellanas enteras (en bolsa es más cómodo)

Se ponen los sobados pasiegos en un bol y se van desmenuzando. Añadimos la leche, los dos huevos batidos, el azúcar, las peras cortadas en trozos finos y el Pedro Ximenez. Añadimos las pasas, la ralladura de limón y finalmente las avellanas. Si las ponemos molidas, el sabor se diluye y no queda tan rica la tarta. Nosotros machacamos las avellanas con un mortero procurando que queden en trocitos porque eso es lo que apetece después, encontrarse trozos de avellana. ¿A quien no le gusta comer un helado de turrón y encontrase con unos buenos pedazos? Pues eso.
La introducimos en el horno precalentado a 180ºC hasta que esté cuajada.



Toque Kirico: ya sabéis que podéis innovar, cambiar la ralladura de limón por naranja o en vez de pasas poner arándanos desecados. Bueno, que seáis creativos y reinterpretéis nuestra recetas es lo mejor para conseguir cosas nuevas.

Propiedades de las peras conferencia:
La pera es la fruta que muestra una mayor concentración de pectina, por lo que esta fruta se convierte en un elemento excelente para evitar el estreñimiento, mejorar la intolerancia a la glucosa, así como por tener efectos hipocolesterolémicos. La pectina se considera una sustancia ideal para desintoxicar el organismo y estimular el intestino.También contienen cantidades moderadas de vitaminas, que ayudan a cumplir la ingesta diaria recomendada. Así, dos peras de tamaño medio (300 g) en el postre cubren el 20% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, cerca del 10% de la de ácido fólico y una buena dosis de vitamina del complejo B (B1, B2 y en menor proporción B3 y B6) y vitamina E.
Frase del día: Peras, come cuantas quieras.
(Refrán popular)

sábado, 16 de septiembre de 2017

Tarta súper simple de calabaza

 
 
 

Con esta tarta continuamos con nuestra “SWEET SEASON” que empezamos en la última receta.
Ya comentamos que este verano estuvimos muy dedicados al tema tartas y bizcochos, así que vamos a hacer unas sesiones especiales para que tengáis un fondo de despensa para cumpleaños, invitaciones o para desayunar algo bueno un domingo especial. Vais a encontrar recetas con higos, naranjas, limones, calabaza, peras, manzanas y uvas. Promete ser rico y variado.

Recordad los que no queréis tomar azúcar refinado que en todas las recetas podéis utilizar azúcar de caña o estevia. No recomendamos el sirope o la miel para los bizcochos porque no quedan igual de esponjosos. Y para los celíacos, muy fácil, harina sin gluten.

Esta tarta es una variación de la tarta de siempre de zanahoria pero hemos cambiado este ingrediente por la calabaza. Es muy sencilla de hacer y está estupenda. Si no os gustan los experimentos podéis poner la zanahoria y tendréis la tarta de la abuela de toda la vida. A nosotros nos encanta jugar con ingredientes nuevos y descubrir cosas y, en este caso el cambio no es muy arriesgado así que ¡animaros!

Ingredientes:

*Medio kilo de calabaza.
*Tres cucharadas de azúcar moreno.
*120 g de coco rallado.
*Una cucharadita de canela (Opcional)
*Madalenas o bizcocho que os haya sobrado.
*Pedro Ximénez.
*Cerezas confitadas para decorar.

Esta tarta tiene de fácil lo que tiene de rica. Solo hay que poner la calabaza troceada a cocer con el azúcar moreno y un poco de agua. Se deja que se haga un puré y se le pasa la batidora para que quede cremoso y se reserva.

Ponemos láminas de bizcocho o madalena remojadas en Pedro Ximenez de base. Añadimos la mitad de la crema de calabaza. Volvemos a poner otra capa de bizcocho y lo que quede de la calabaza. Entonces añadimos el coco para adornar, las cerezas si os apetece y para la nevera.

Es rico y sano. Si sois celíacos podéis utilizar madalenas sin gluten. También es estupenda para los niños porque así comen algo sano y prueban otros sabores.

Toque Kirico: podéis adornarla con almendras picadas si no os gusta el coco y poner hibisco confitado que está muy bueno y da mucho color.
Todo positivo, Kiricos, si queréis comer la calabaza de manera distinta, aquí tenéis una receta simple, sin horno y sin muchas calorías y muy fácil de hacer.

Propiedades de la calabaza

Además de ser un alimento rico y dulce, es un alimento que proporciona numerosos beneficios para cuidar la salud. Esto se debe a su alto contenido en vitaminas A, B y C, así como en minerales (cobalto, boro, zinc, calcio, magnesio, hierro y potasio).Es ideal para los diabéticos, ya que regula el azúcar en sangre. Además, sus propiedades depurativas además nos ayudan a limpiar nuestro cuerpo y a mejorar los problemas intestinales. Los betacarotenos que contiene (los elementos que le proporcionan su característico color naranja) han demostrado ser muy importantes en la prevención del cáncer de pulmón, colon, próstata, estómago y útero.
La pulpa de la calabaza tiene un alto contenido en mucílagos, que poseen una acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago. Por ello, está indicado en casos de acidez de estómago, digestiones difíciles o gastritis, ya que calma la irritación y el dolor de estómago.

Frase del día


Serrat

jueves, 31 de agosto de 2017

Tarta de frambuesa y avellana



Hola Kirico fans. A causa de un accidente que involucró  tres dedos de una mano, nuestra actividad se redujo drásticamente durante u os meses, pero ahora volvemos llenos de ideas y con u a gran sorpresa: ¡En el segundo concurso de frutos rojos de Villaviciosa, volvimos a resultar ganadores! 
Qué emoción, dos años consecutivos... 
Este verano hemos hecho bastantes experimentos con el tema dulce, así que las próximas recetas que os encontréis (unas seis o siete) tendrán como protagonistas postres para todo tipo de ocasiones. Como nuestro blog se caracteriza por realizar platos sanos y sencillos, recordar que un día es un día y los que no queráis utilizar azúcar refinada, siempre podéis poner panela, estevia o azúcar de caña.
Avisamos, queridos seguidores , que esta no es una receta para hacer rápido sino todo lo contrario, es laboriosa y hay que armarse de paciencia, pero..es la receta ganadora. No hay atajo sin trabajo.
Ahí va...

Para el bizcocho
3 huevos
110 gramos de azúcar
110 gramos de harina
1 chorrito de esencia de vainilla
Batimos el azúcar con los huevos hasta que monten. Añadimos el harina con la levadura y la esencia de vainilla y mezclamos.
Ponemos en horno precalentado a 180º C durante 25-30 minutos.
Después de enfriar, cortamos dos rebanadas finas.

Para la mousse de avellana
2 Claras
100 g de azúcar
25 cde agua (25 gramos)
80 gramos de avellanas picadas
150 gramos de queso mascarpone
1,5 hojas de gelatina
Ponemos la gelatina a hidratar en agua fría.
Hacemos un almíbar ligero con el agua y el azúcar.
Batimos las claras a punto de nieve. Cuando estén montadas añadimos el almíbar (aún caliente) poco a poco y sin dejar de batir. Añadimos las hojas de gelatina, las avellanas y por último el mascarpone.

Para la mousse de frambuesa
2 claras
150 gramos de mermelada de frambuesa
2 hojas de gelatina
75 gramos de mascarpone
Hidratamos la gelatina.
Montamos las claras a punto de nieve.
Calentamos la mermelada y le añadimos las hojas de gelatina. Cuando estén disueltas, añadimos poco a poco a las claras. Luego añadimos el mascarpone.

Para el glaseado
2 cucharadas de mermelada de frambuesa.
1 chorrito de agua
1 hoja de gelatina
Hidratamos la gelatina.
Ponemos al fuego la mermelada con el agua, le añadimos la gelatina y revolvemos hasta que se disuelva.

Montaje
En un molde desmontable ponemos en el fondo una rodaja de bizcocho y la remojamos con una mezcla de vino dulce y mermelada de frambuesa. Ponemos encima la cantidad de mousse de avellana que queramos. Llevamos a la nevera para que cuaje
Ponemos encima de la mousse de avellana otro disco de bizcocho y lo empapamos. Lo cubrimos con la mousse de frambuesa.
Metemos en la nevera para que endurezca.
Le añadimos por encima el glaseado y decoramos con frambuesas frescas. Volvemos a meter en la nevera. Si la dejamos una noche entera en la nevera está más rica porque se van contrastando más los sabores.




viernes, 31 de marzo de 2017

Arroz bomba a la latina con toque de aceite de trufa

Hola Kirico seguidores. Hemos estamos muy ocupados pero al fin estamos de vuelta con nuestras superrecetas fáciles y sanas.
Hoy traemos arroz a la latina. Es muy sencillo.

Ingredientes:
*Arroz bomba
*Una lata de caviar de oricios.
*Una lata de pulpo en aceite de oliva.
*Sal del Himalaya, una cayena y un chorro de vino blanco.
*Aceite en spray de trufa. Nosotros lo compramos en Lidl.
*Una hojitas de menta o perejil.
*Un diente de ajo.

Este arroz no es como una paella que apetece poner como plato único. Nosotros lo hacemos en cantidades pequeñas de primer plato porque tiene un sabor intenso y es mejor saborearlo en pequeñas dosis. Tiene un sabor a mar estupendo y el toque de trufa... ¡delicioso!
Preparación:
Nos gusta el arroz bomba porque es un arroz consistente de grano grande que da muy buen resultado. Ya sabéis la receta del arroz normal, una medida de arroz, dos de agua. Con este seguimos esa medida estándar.
En un poco de aceite de oliva sofreímos el ajo picado muy fino y añadimos una cayena y el arroz. Revolvemos con la cuchara de madera y tras un minuto añadimos el agua (mejor caliente), los oricios, el pulpo, el chorrito de vino blanco y dejamos a fuego lento unos veinte minutos. Es muy importante que las latas sean de muy buena calidad, un pulpo en aceite de girasol no sería conveniente para que el plato tenga ese exquisito sabor mediterráneo. Cuando esté el arroz, dejáis reposar cinco minutos y antes de servir lo rociáis con el aceite de trufa y adornáis con el perejil.

Toque Kirico: Si os gustan los champiñones, podéis añadir picados muy finos al gusto


Este plato queda perfecto acompañado de una ensalada con tomate, esparragos, huevo duro y vuestra lechuga favorita. El arroz tiene un sabor fuerte pero es fácil de digerir y con la ensalada y un buen plato de fresas, quedáis bien alimentados y felices para el resto del día.

Propiedades de los oricios:
Los oricios o erizos de mar destacan desde un punto de vista nutricional por su altísimo contenido en proteínas de buena calidad, aportando por tanto la mayoría de aminoácidos esenciales.
Su contenido en grasas y por tanto su valor calórico es realmente bajo, esto hace que sean apropiados en dietas de adelgazamiento.
También aporta minerales (yodo, hierro y fósforo principalmente), y en lo que se refiere a su contenido en vitaminas podemos destacar sobre todo la presencia de vitamina A. Su alto contenido en hierro los hace ideales para prevenir o tratar anemias; mientras que su alto contenido en Yodo hace que puedan ayudar a prevenir el hipotiroidismo (precisamente por ello, no se aconseja su consumo en caso de hipertiroidismo).

¿Sabías que...la parte comestible del oricio son las gónadas?

Frase del día:
“El tomar este marisco no es comer ni beber, sino respirar un pleno océano”
                                                                                   Julio Camba